Posteado por: Perico | 24 abril 2011

Tú Decides El Precio Que Quieres Pagar

Foto 1

Habitualmente solemos ir a comprar de manera “inconsciente”, es decir, dentro de lo que más nos gusta tiramos por lo más barato, o incluso muchas veces, tiramos simplemente por lo más barato. Podrá haber ocasiones en que ese precio “barato” pueda estar justificado por unas rebajas o simplemente por cierre del negocio, pero en la inmensa mayoria de ocasiones es simplemente una cuestión de que nos están cerrando aquí las empresas para producir muchísimo más barato en otros lugares del mundo. Y con este comportamiento “inconsciente” alimentamos un proceso que provoca que los que producen aquí no puedan competir, obligándoles a marchar fuera para poder bajar precios y mantener el margen de beneficio. Así es como yo, Perico de los Palotes, ciudadano del mundo y sin conocimientos de economía, interpreto uno de los muchos aspectos del momento histórico que me ha tocado vivir. Pero a colación de lo que acabo de decir… ¿Realmente todas las empresas marchan fuera por el mero hecho de poder competir? ¿O realmente marchan fuera para abaratar costes a cualquier precio y maximizar todo lo posible los beneficios? Y cuando digo “todo lo posible” es todo lo posible… sin importar el “precio”.

Claro, si hablamos con un economista, éste nos contará una milonga, en el buen sentido, tipo a la letra pequeña de un contrato con un banco,  sobre la que finalmente nos tocaría hacer un acto de fe a la mayoría de los indocumentados. Pero claro, cuando uno deja de escuchar al economista y comienza a escuchar a aquellos que tienen un ojo puesto en lo que está sucediendo en el interior de las empresas… ¿Realmente es todo tan bonito como parece? ¿Realmente la empresa se ha trasladado para poder competir o para ganar todavía muuucho más dinero de lo que estaba ganando? ¿Los trabajadores están sujetos a algún tipo de legislación “efectiva” que defienda sus derechos? ¿Se están implementando todos las políticas medioambientales que deberían? Algunos podrán pensar que también son culpables aquellos que aceptan trabajar para dichas empresas ¿Pero con qué derecho, al menos yo, me creo en posesión para decir a una persona que no trabaje para X cuando urgentemente necesita algo, aunque sea poco, que llevarse a la boca él/ella y su familia? ¿No puede ser más reprobable que muchas de las empresas muevan ficha hacia países donde no hay una cultura industrial, asociativa ni sindical más o menos asentada?

La cuestión es que el mundo, nos guste o no nos guste, para bien o para mal, está cambiando y bastante deprisa. Otro cuestión que me planteo es si nuestras democracias son realmente democracias o detrás de todo, como dicen algunos, hay un buen grupo de multinacionales y de grupos de influencia que son los que marcan las pautas de los derroteros de la economía y por lo tanto, en mayor o menor medida, del mundo (que por supuesto incluye todo lo relativo a lo social y medioambiental) ¿Realmente han prosperado aquellos paises donde las grandes multinacionales se han asentado o como decía antes tan solo ha servido para hacerlos más pobres, en diferentes sentidos, y que los tiburones accionistas sean ahora más ricos, si cabe, todavía? A lo mejor suena raro ¿Pero estaremos ante una forma de neocolonialismo? ¿Habremos convertido el mundo en un negocio como dicen algunos? ¿Realmente el mundo son países como España, UK, Irlanda, Noruega, EEUUU, Colombia, Perú, Marruecos, Singapur, etc o bien el mundo es un cúmulo de compañías como Monsanto, Bayer, Exxon, Shell, etc? Dicen que de las 100 primeras economías del mundo 51 de ellas son multinacionales y no países. Como una pequeña aproximación a la pasta que mueven algunos, valga decir que la facturación de las cuatro empresas más grandes del mundo equivale al PIB de toda Africa… Lo que sí que parece estar claro es que:

  1. De una manera o de otra, las multinacionales concentran un inmenso poder económico e influyen en la toma de decisiones a nivel político, social y medioambiental.
  2. El desconocimiento y la opacidad permiten a muchas grandes corporaciones el vender una imagen verde y responsable que pocas o muy pocas veces se corresponde con la realidad.

Más de uno de los que me conoce sabe que no soy partidario de regalar bisutería y derivados por diferentes razones, entre ellas porque las empresas del sector extractivo son de las que más daños provocan en el entorno por motivos como:

  • Contaminación de agua, suelos y aire.
  • Alteración y/o pérdida de flora.
  • Graves alteraciones paisajísticas.
  •  Y sobre todo, como en su momento comentó un ingeniero de minas en una charla a la que asistí, no hay nadie a día de hoy en el mundo de la minería, en el que se comprometa por escrito a no hacer esto, eso y lo otro. Resumiendo, todo es un conjunto de buenas intenciones y ahí queda eso (ahora cada uno que piense lo que quiera).

Y dicho todo esto y yendo un poco más al grano… ¿A alguien le suena el caso de los diamantes de sangre en Sierra Leona o Angola donde empresas occidentales compraban grandes cantidades de diamantes a grupos armados con lo que estaban financiando una guerra? Vamos, lo de siempre, a río revuelto ganancia de pescadores…

¿Y a nadie le suena la situación de la República Democrática del Congo con la extracción de minerales como el coltan (para los móviles), entre otros, donde empresas occidentales han fomentado los conflictos armados intercambiando armas por recursos naturales entre otras prácticas?

¿O a alguien le suena un problema quizás menos conocido como el de la dictadura millitar birmana? En un país tan lejano como Birmania (actual Myanmar), el gobierno no sólo ha ofrecido gas y petróleo sino también mano de obra barata a base de una continua violación de los derechos humanos  ¿Alguien ha oído hablar alguna vez sobre una empresa Unocal la cual utilizó mano de obra esclava para construir un gasoducto?

Tanto al avance de la Red como la consolidación de los movimientos sociales han hecho que a las grandes corporaciones les sea más difícil operar en el secreto, por lo que, para compensar esta situación, se está poniendo cada vez más de moda aquello que conocemos como RSC o Responsabilidad Social Corporativa, es decir, una forma de decir que “estamos haciéndolo bien” y entre líneas “no porque que queremos el bien común sino porque no queremos una campaña de denuncia que nos rasque los beneficios” (aunque la verdad, quiero pensar que a pesar de que haya mucho impresentable, me gustaría creer que todavía hay gente que quiere hacer mejor las cosas).

Y para refrescar la memoria… Cuando paguemos el recibo de la luz a Iberdrola, Endesa o Unión Fenosa, acordémosnos de que a pesar de aquí nos venden su “energía verde”, en América Latina parece ser que se vive en otro mundo pues, para generar electricidad, allí siguen empleando tecnologías bastante más contaminantes que las que se emplean aquí, por no decir de la poca o nula voluntad que hay por cambiar las cosas….

Cuando tengamos nuestra nómina en bancos como el BBVA o el Gupo Santander, acordémosnos de la financiación de proyectos más que cuestionables como la papelera ENCE en Uruguay, la explotación de la mina Yanacocha en Perú y el Complejo Río Madeira.

Cuando le compremos a Pescanova sus barritas de pescado y derivados, acordémosnos de que en Chile no sólo ha sobrepescado sus mares sino que los ha esquilmado gracias a la más que cuestionable pesca de arrastre.

Cuando compremos conservas Calvo, acordémosnos de ese régimen de casi monopolio del que disfrutran en El Salvador e incluso, si la fuente de la que he bebido no está equivocada, se están vulnerando los derechos laborales.

Cuando llenemos alegremente nuestro depósito de la gasolina, acordémosnos de que Repsol en Argentina se ha permitido el lujo de derrames tóxicos, contaminación atmosférica, vertidos por ruptura de oleoductos, contaminación con metales pesados del territorio indígena de Loma de la Lata así como contaminación del agua de poblaciones mapuches.

Pero cuidado, porque si he puesto empresas españolas es porque son las que más cerca nos pillan, porque seguro que los hay de peores, porque si algo clama al cielo es lo que ha estado haciendo la petrolera Shell en Nigeria:

  • Años 90 – Shell es acusada de ser cómplice de abusos contra los derechos humanos (tortura, detenciones ilegales y ejecuciones sumarias) en Nigeria pues financia y ayuda a los militares que participan en la represión de la comunidad ogoni que se opnía a las operaciones de la empresa en la región del Delta del Níger.
  • 10/11/95 – El poeta y activista Ken Saro-Wiwa y ocho de sus compañeros son ahorcados por dirigir una campaña no violenta que pretende denunciar la destrucción que la producción petrolera de la multinacional Shell ocasionaba en el ecosistema y estilo de vida del pueblo ogoni.
  • 1999 – La organización Human Rights Watch acusa a Shell de perturbar la vida y el medioambiente del pueblo ogoni así como de actuar en connivencia con el gobierno militar para reprimir las protestas pacíficas.

Os dejo un vídeo para que en dos minutos os podáis hacer una idea más visual…

Resumiendo, que como siempre, insisto en que me parece muy bien que cuando uno se monta un negocio prospere y gane dinero, pero no a cualquier precio. Las empresas deberían tener muy claro que no todo vale con tal de ganar pasta. Obviamente nadie regala duros a cuatro pesetas, pero una cosa es pagar un duro porque algo que se ha producido conforme a unos criterios razonables y otra pagar un duro por algo que se ha producido mediante unos procesos más que cuestionables y que lo único que van a hacer es que se siga explotando más al de abajo y engordando más de dinero al de arriba (eso sin mencionar los daños que se le está inflingiendo al planeta). Sigo pensando que como consumidores podemos optar por una “revolución silenciosa”, porque podemos castigar no comprando aquello “cuestionable” y optar, a veces pagando un poco más, por aquello que apuesta por un modelo y forma de hacer las cosas en el que realmente creemos y que probablemente sea mucho más respetuoso con el planeta.

P.D. Origen de la Foto 1 aquí.
 
 
 

Compartirlo


Anuncios

Responses

  1. Esto ahora mismo es la pescadilla que se muerde la cola, lo veo complicado, es una cuestión de principios y los principios hoy en día parecen pasados de moda. No tenía idea de lo de Shell, me ha parecido todo muy interesante. Ahora tengo entendido que los diamantes llevan certificados de todo su proceso y origen, de su legalidad, pero yo ya empiezo a no creerme los certificados. No sé, somos una marabunta de personas, pero si de ellos sólo hay como dice David CO2 “siempre los mismos 4 mataos”, pues ná, ya sabes, el engranaje no cambia de rumbo.

    • La historia de Shell es algo a lo que considero que no se le ha dado mucho bombo, al menos en los medios de comunicación masiva de este tauricida país. Aquí en esta opulenta sociedad nos pensamos que los perros se siguen atando con longanizas allí de donde se extraen las materias primas que alegremente dilapidamos en nuestros festines, festejos varios y consumo desaforado. La televisión y el Sistema han convertido los dramas humanos y medioambientales en un circo, así que sinceramente, actuamos de acuerdo con aquello en lo que creemos y hagamos de Pepito Grillo en la medida de nuestras posibilidades. Para el resto, que Dios nos pille confesaos. Y respecto a lo de David, precisamente el jueves hablaba con él sobre el tema de los “cuatro mataos” de siempre. Me remito a lo que te acabo de decir.

      1000

  2. http://es.wikipedia.org/wiki/Coltan

    El coltán no sólo está en el móvil. Tu ordenador va rápido porque lo lleva, así como toda, absolutamente toda la tecnología que usamos.
    Lo que está claro es que estamos en una época donde “casi” todo vale, porque todavía hay gente con coherencia y conciencia, pero rentabilidad-beneficio manda junto a Dios Dinero.
    Cuando se escarba un poco dan ganas de salir corriendo. Lo del los diamantes de sangre es una evidencia de la manipulación y mentiras en las que flotamos como amebas. En fin, Perico, una vez más, mientras no seamos conscientes y cambiemos el esquema mental, poco que hacer.

    Una empresa se traslada a donde hay rentabilidad a lo grande. Tú ves normal que ahora con la “crisis” te dejen la ropa, por ejemplo, a menos de la mitad de precio que antes de la “crisis”??? sentido común: ganan dinero, evidentemente. Osea, que antes se enriquecían a lo grande.
    Conclusión: cómo nos asaltan!!!

    Basta mirar el mundo desde que es mundo y veremos la repetición de la repetidera con otros nombres y otras fechas. Menos mal que todavía podemos soñar y tenemos otras opciones.

    Abrazos

    • Hola xicuela, cuando comentaba lo del coltan en los móviles tan sólo era por abreviar. Me consta que se utiliza sobre todo en baterías, pero también es cierto que va en ciertos elementos de las circuiterías y dispositivos tan conocidos como las videoconsolas. No obstante, tomo nota de tu enlace y lo colocaré en el apartado de enlaces que tengo a la derecha.

      Respecto a lo que comentas del traslado de las empresas, creo que en su momento ya lo comenté, pero en La 2 hicieron una serie que se llamaba “Voces Contra La Globalización”. Imagino que lo habrás visto, pero por si acaso. Más o menos viene a hablar de lo que aquí comento.

      Cuando dices que nos asaltan el problema es doble porque no sólo nos asaltan sino que también explotan, pero ¿a quién le importa esto? Cuando dices “la repetición de la repetidera” me recuerdas a mi padre que, cuando me oye hablar de estos temas, insiste y me reinsiste en que “mientras el mundo sea mundo las cosas no van a cambiar”. También me dice que “macho, da igual que lo llames P, que Q, que H, en el fondo todo sigue, y seguirá, siendo lo mismo, así que no te calientes la cabeza, vive sin hacer ningún mal a nadie y al resto que le den por…”. Imagino que ya sabes cómo termina la frase 🙂

      Y ya que estamos un tanto por lo “histórico”, me remito a una frase que, a pesar de que se dijo hace 2500 años, sigue teniendo vigencia. Como dijo Sócrates: Aquel que quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo.

      Un abrazo.

  3. Otra cosa, Perico:
    Al menos en Huelva se ha aprobado de nuevo la caza de perros por la cantidad de perros asilvestrados en los campos. Y parece ser que por el bajo Ebro quieren volver a cazar lobos, con el beneplácito de los señores políticos que ya se están frotando las manos.

    • Lo que comentas sobre los perros asilvestrados lo desconocía. Conozco gente de alguna que otra protectora y preguntaré a ver qué me cuentan. Aún así, me parece vergonzoso el tener, como siempre, que acabar a tiros. Yo insisto en que un par de veces al año, las autoridades tendrían que mirar con lupa a todo aquel que tenga un cánido, pero lo de siempre, aquí todo el mundo pasa de todo. El sinvergüenza, como no quiere que lo confisquen, no para de hacer ruido de si “estado policial”, “aquí sólo quieren recaudar”, etc, etc y el político de turno, que tiene miedo a poner orden y que no sabe cómo decirle a sus conciudadanos hagan las cosas como se tienen que hacer, pues achanta y a mirar para otro lado.

      Respecto al tema de los lobos ya ando algo al tanto. Es un tema en general complicado, no por el lobo en sí sino porque arrastramos una cultura histórica lobera que deja bastante que desear. Por otro lado, como ya he comentado en otros posts, insisto, y no me canso de insistir, en que no podemos seguir invadiendo, sobre todo con nuestro ganado, más territorio. La mayoría de los conflictos han venido por la invasión del territorio con el maldito ganado y no paramos como población de crecer y crecer y nadie privarse, cuando se puede en muchos lugares del planeta, del platito de carne de rigor. Sigo insistiendo, de nuevo, en un impuesto para la carne que se reinvierta en la conservación de la naturaleza (y concretamente en las zonas loberas). Hoy ya nos es una cuestión de discutir si somos omnívoros o si la carne es imprescindible en nuestra dieta, algo que cuestiono después de estar ya 6 años prescindiendo de ella. Hoy es una cuestión de que la carne consume un número tremendo de recursos y que está poniendo en jaque la conservación de los ecosistemas. Por eso a día de hoy, lo siento por la muletilla, me puedo permitir el lujo de cuestionar a ciertos ecologistas y conservacionistas en los platos de los cuales sigue siendo algo bastante habitual el encontrar carne. Obviamente nadie es perfecto, pero dentro de las imperfecciones, hay cosas más graves y otras que lo son menos. También me podrían decir que todo depende de la escala de valores, que es algo bastante particular, pero vaya, que a día de hoy así es como lo veo y así es como lo planteo.

      1 beso

  4. Pues mira, tu padre también tiene razón, pero veo mucha gente cambiando, planteándose las cosas, así que si todos tenemos esa capacidad (y la tenemos), de cambiar y accionar, aunque lento, los cambios han de verse, aunque sea en nuestro micromundo. Hay muchos intereses (vaya, he descubierto la pólvora, jajajaja) pero si pensamos, accionamos, decidimos, no pasamos por la aro, digo yo que a estos Amos del Mundo de les puede ir mandando a donde bien dice tu padre 🙂

    Totalmente de acuerdo contigo en lo que dices sobre los lobos. El probema es una memoria colectiva basada en superstición que dura y perdura a día de hoy y estos animales, inteligentes y huidizos son chivos expiatorios de terrores y leyendas.
    Mira ese enlace, te va a gustar.
    http://www.ikerjimenez.com/reportajes/jugando-con-lobos/index.html

    Si los animales votaran se les tendría muy en cuenta. Debería haber un control, exigir que los animales estén vacunados, atendidos, alimentados, respetados, con su chip bla bla bla. Es muy fácil abandonar a un perro. Total, ni chip ni nada. Lavado de manos. Ah, espera: en la playa encima han abandonado a un mapache… y ponte a intentar pillarlo, que ni con trampa!!! El pobre anda tras el pienso que le deja un hombre a los gatos.
    Un asco. De gente que abandona, digo, no de pienso, gatos i gente con corazón.

    Pero bueno, te dejo esto: “Los papalagi” de Erich Scheurmann. Si no lo has leído te estás perdiendo un libro muy bueno.

    Y ahora me voy con la música a otra parte, ya está bien de bla bla bla 🙂

    Muaks

    • Hola uVe:

      Por un lado me gustaría pensar que a los Amos del Mundo, como tú dices, los pudiéramos mandar a ese lugar con el que tan bien se despacha mi padre 😉 Yo también quiero pensar que las cosas están cambiando, aunque en ese caso no todo lo deprisa que deberían. También quiero pensar que la visión tan triste que tengo es porque estamos bombardeados continuamente con malas noticias… Pero es que cuando salen los números sobre el estado del planeta… mi gozo cae en un pozo y echa por tierra todos esos intentos que he hecho por intentar mirar el mundo con otros ojos. Por cierto, hablando de malas noticias siempre, ya hace un tiempo que escuché que habían cerrado un diario que sólo vendía buenas noticias… sin comentarios. No obstante, he encontrado un blog que también intenta ir en esa línea (lo he encontrado casualmente): El Periódico de las Buenas Noticias. A ver qué te parece 🙂

      Respecto al enlace de los lobos gracias, le pego un vistazo con calma más tarde. Y también gracias por la recomendación del libro, desconocía su exitencia y tomo nota para mi biblioteca.

      Ah! Se me olvidaba comentarte lo del mapache, ya lo que nos faltaba, si no tenemos suficientes especies foráneas… ¡Una más! Me remito a lo que tú dices y a lo que te dije anteriormente ¡Qué país tía! ¡Qué país! Por no decir ¡Qué vergüenza! A este paso llegará un día que iré a bañarme al río y un cocodrilo se me merendará enterito… 😛 Por cierto, te dejo una noticia donde el mapache es uno de los protagonistas: pincha aquí.

      Que tengas un feliz viernes maja.

      1 abrazo

  5. He pasado por aquí, deseando leer un nuevo post de esos que te tomas tanto tiempo en escribir, seguiré esperando. Te quiero.

    • Como habrás podido comprobar, está recién salidito del horno. Siento la demora, pero como dicen por ahí… El que hace lo que puede no está obligado a más. Besos bombón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: